Las ventajas de andar en dos ruedas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Las ventajas de andar en dos ruedas

Mensaje  Jose Luis Navarro el Lun Ene 16, 2012 8:56 am


Andar en bici nos permite tomarnos un momento del día para nosotros, gastar menos dinero, ahorrar energías, mantenernos en forma y cuidar el medioambiente. Es una tendencia ecológica que -de a poco- se está poniendo de moda en todos los grupos sociales. Podemos elegir movernos en bicicleta por muchos motivos diferentes pero todos estarán a favor del cambio de paradigma: usar la bici está bien y hace bien.
Amsterdam es la ciudad de las bicicletas, allí todos se manejan en dos ruedas. Hay estacionamientos especiales, carriles exclusivos, pero -sobre todo- hay conciencia de que circular en dos ruedas no sólo es cómodo sino también ecológico y sustentable.
En Europa y en muchas otras partes del mundo, las bicicletas ya forman parte del paisaje. Los usuarios particulares cada vez son más y al mismo tiempo, el Estado de varios países se organizó para fomentar su uso como medio de transporte principal. Así, compraron y distribuyeron bicis para que los ciudadanos las tengan al alcance de la mano.
Estas buenas ideas también llegaron a la Argentina, implementándose primero en Buenos Aires y luego en nuestra ciudad, adonde 3.200 usuarios ya se sumaron al movimiento ecológico que significó cambiar el motor por los pedales.
El plan comenzó el 23 de diciembre de 2010. Para ese entonces se contaba con 15 bicicletas y sólo una estación terminal. Hoy ya son 7 las terminales y 135 los rodados. La UTN (Universidad Tecnológica Nacional) también se sumará a la brevedad incorporando nuevos vehículos para sus estudiantes. Si la gente sigue apoyando al proyecto, los organismos públicos se encargarán del crecimiento del mismo.
El medio ambiente no es el único beneficiado. El que pedalea, además de hacer ejercicio físico, disfruta de la ciudad de otro modo. Para los fanáticos del aire libre, es más fácil de incorporar esta costumbre de ir a trabajar en un medio de transporte alternativo, pero hasta los que tienen trabajos formales pueden hacer el intento.
VENTAJAS DEL BICING
Bicing es el término que se utiliza para nombrar esta tendencia en crecimiento. Moverse por la ciudad en bicicleta tiene muchas ventajas, aunque la más festejada es que es barato. Adquirir una es más accesible que comprar cualquier otro vehículo, además no hay que gastar en combustibles, ni en estacionamientos y muy poco en mantenimiento. También se puede ir más rápido cuando hay embotellamientos y estar en contacto cercano con el medioambiente. Aunque el calor alarmante de nuestra ciudad muchas veces nos hace dudar.
¿Cómo vamos a hacer para ir a trabajar en bicicleta y no llegar “hechos sopa”? Algunos consejos resultarán de interés para aquellos novatos en el tema. Pedalear a ritmo lento es la clave para no llegar transpirados. De este modo podemos bajar nuestras revoluciones, aprender a tomarnos unos minutos más de nuestro día para hacer ejercicio y disfrutar del entorno.
Se pueden llevar mudas de ropa diferentes: una para viajar y la otra para trabajar. Utilizar mochilas o bicicletas con canasto ayuda a transportar lo que necesitamos, pero no hay que sobrecargarse. Además, llevar una botella de agua nos refrescará y mantendrá hidratados. La cadena y el candado siempre deben estar atados a nuestras bicis para que nos sea más fácil dejarla en el primer sitio que encontremos.
Existen tantos tipos diferentes de bicicletas como usuarios, por eso cada uno puede elegir la que más le convenga. Por ejemplo, Noemí, una jubilada de 71 años, utiliza la que tiene tres ruedas y un canasto grande atrás para hacer los mandados todos los días. Yo me manejo en una con cambios y canasto. Los hombres van en bicicletas más altas y angostas que le permiten llegar más rápido a destino en los horarios pico. Las bicicletas plegables son ideales para los que tienen poco espacio en sus casas o para aquellos que viajan en colectivo.
EN BICI POR PLACER
La bicicleta también se puede utilizar para realizar actividades recreativas y no sólo para ir al trabajo o al supermercado. A los más chicos, se los puede educar para que se entusiasmen con el bicing y luego puedan incorporarlo como estilo de vida.
Salir a pasear en bici por los parques de la ciudad o la costanera es una actividad económica que se puede disfrutar en familia. Pero no se deben olvidar las normas de seguridad porque en la calle podemos encontrar algunos riesgos.
Elegir las arterias menos transitadas para circular, controlar que los frenos funcionen bien, llevar ojos de gato para que nos vean de noche y utilizar casco son algunas de las recomendaciones que siempre deberíamos tener en cuenta.
EL PROYECTO LOCAL
En 2010, Santa Fe se sumó al movimiento mundial de incorporar las bicicletas a la vida cotidiana de la ciudad. Con 135 vehículos, el proyecto “Subite a la bici” es todo un éxito. Los centros para retirar los rodados están abiertos desde las 8 hasta las 19 y los usuarios pueden usarlos por un lapso máximo de 3 horas cada vez. Ya se hicieron 8.500 préstamos y la cifra va subiendo.
El director de Deportes municipal, Bernardino Landi, comentó que la población se entusiasmó con el proyecto desde sus comienzos. Hay 3.200 usuarios registrados, entre ellos, varios extranjeros que se asombran de que el servicio sea gratuito.
En otras grandes ciudades del mundo -como el DF de México o Nueva York- para acceder a estos servicios hay que pagar una cuota mensual. En cambio, en Santa Fe sólo se necesita ser mayor de 18 años, presentar el DNI y un impuesto o servicio a su nombre o cualquier documento que certifique el domicilio (certificado de vecindad, contrato de alquiler, etc.).
De este modo, queda un registro de los usuarios, permitiendo un mayor control de la actividad de cada rodado. Asimismo, los agentes municipales de tránsito pueden penar a los ciclistas si no cumplen con las normas mínimas de vialidad y seguridad, como usar casco y no pasar los semáforos en rojo.
Los usuarios deben recordar que hasta que no se implemente la base de datos electrónica general, cada vez que quieran retirar una bicicleta deberán llevar todos los papeles requeridos. Por otro lado, si no cumplen con las reglas básicas de mantenimiento del vehículo serán penados o demorados. Por ejemplo, cuando se hace la devolución fuera de horario, se penará con un día sin utilizar el servicio por cada 15 minutos tarde, aunque la pena más severa consiste en dar de baja al usuario, quitándole la posibilidad de usar los vehículos nuevamente.
Cuando se retira una bicicleta de las estaciones, los encargados entregan, además del casco, una linga con candado por si el usuario quiere dejarla estacionada en algún lugar mientras la usa. Si la demanda de vehículos no es tan grande, el usuario puede renovar su bicicleta por un período de tres horas más, pero siempre debe acercarse a las estaciones; si no, será penado.
fuente ellitoral.com

Jose Luis Navarro

Mensajes : 166
Fecha de inscripción : 22/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.